Blanca Elena Paz: Variación en círculo

(Click here to read this story in English)

Inútilmente trató de reconocer la imagen del hombre que disparó con la escopeta.

Sacudió la cabeza. Su corazón latía aceleradamente mientras trataba de sentarse en el lecho. Sintió alivio al darse cuenta de que solo se trataba de una pesadilla.

Un haz de luz, al filtrarse por el quicio de la puerta, hacía visibles los objetos. Desde la cama se distinguía la escopeta, que, como adherida a la pared pendía de un clavo. En la otra cama dormía plácidamente el desconocido.

Tratando de no hacer ruido, se levantó para beber un poco de agua. Regresó resignado a no conciliar el sueño. Tal vez lo conseguiría poniéndose a leer. Suspiró. No podía encender la luz del velador para no despertar al gringo de quien sólo conocía el nombre. ¿Quién era éste? En realidad no lo sabía.

Recordó que Nina, insistió en alejarse mientras el desconocido se acercaba por el parque. “Ese gringo debe ser un indeseable -rememoró las palabras de ella-, trae la ropa sucia y el cabello despeinado”.

Finalmente la muchacha se había marchado dejándolo solo con el extranjero, que comenzó por pedirle un cigarrillo. Él se lo dio y ambos optaron por sentarse. El extraño dijo que su nombre era James. Le contó que acababa de llegar y cuál era el motivo de su viaje. Le rogó que le indicase algún albergue público para pasar la noche ya que no disponía de dinero. Dijo que en el tren lo despojaron de sus documentos y de todo el dinero en efectivo. Después de mirar detenidamente al gringo, había decidió ofrecerle hospitalidad. Después de todo ni le incomodaría al disponer de una cama vacía. ¿Qué es una noche? Aún ahora lo repetía.

Después de bañarse y comer, James se acostó para quedar dormido casi enseguida, o por lo menos así lo parecía.

“Si es que Nina tiene razón y este hombre es un vicioso -continuó en sus cavilaciones-, conozco de memoria el tipo de actitudes que puede asumir, sin embargo, lo he notado tranquilo”. Ahora, el extraño dormía. Sus ronquidos así lo indicaban.

Sin poder dominar el impulso, se levantó para revisar la mochila del extranjero. Sonrió pensando en este tipo de actitudes tan suyas, como aquel deseo de conocer cosas nuevas y la búsqueda de oportunidades para experimentar sensaciones, desconocidas. James le había comentado que pertenecía al equipo de redacción de una revista importante. Dijo que temprano en la mañana se acercaría a su embajada para exponer el problema. Sin pasaporte, no tenía registrado su ingreso al país.

Temeroso del silencio, levantó la cabeza. De la otra cama no provenía ningún sonido. Pensó que el extraño ya no dormía. ¿Estaría despierto esperando que él sí durmiera? ¿Querría hacerle daño? Tal vez pensaba golpearlo, robarle, ¿matarlo? Sí, era esto último. El desconocido iba a matarlo, estaba claro: los sueños suelen ser premonitorios.

El extranjero despertó sobresaltado. Miró fijamente al muchacho que, sin motivo alguno, le disparaba con la escopeta.

***

IMG IV

Blanca Elena Paz

Blanca Elena Paz

Escritora boliviana nacida en Santa Cruz, forma parte del grupo “Taller del cuento nuevo”. Publicó dos volúmenes personales de cuentos: Onir (2002 y 2009) y Teorema (1995 y 2012). Entre otros eventos ha representado a Bolivia en la “Feria Internacional del Libro de Miami 2002”, en el VII Encuentro Internacional de Escritoras “Rosalía de Castro” (España, 2006) y en el XI Encuentro Internacional de Escritoras “Cecilia Meireles” (Brasilia, 2014). Su trayectoria artística y la representatividad de su obra literaria merecieron el “Reconocimiento” conferido por la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia – Cámara de Senadores – Presidencia, mediante la Declaración Camaral Nº 063/2013.

Algunos de los cuentos de Blanca Elena Paz (también traducidos al inglés y al alemán) están incluidos en selecciones nacionales e internacionales como: Lo nuestro: 200 años de cuento cruceño (Bolivia, 2010), Profundidad de la memoria (Venezuela, 2009), Voces sin fronteras (Canadá, 2006), The Fat Man From La Paz (New York, 2000), El niño en el cuento boliviano (Stockholm, Sweden, 1999), Oblivion and Stone (Fayetteville, USA, 1998), Fire from the Andes (Albuquerque, USA, 1998), La otra mirada (Bolivia, 2000), Antología del cuento femenino boliviano (Bolivia, 1997), Die heimstatt des tío (Zürich,1995). Antología del cuento boliviano moderno (Bolivia, 1995), New Orleans Review (Louisiana. USA, 1990) y Taller del cuento nuevo (Bolivia, 1986).

Trackbacks

  1. […] Blanca Elena Paz: Variación en círculo […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: