José Ignacio Valenzuela: “Yo no creo en la inspiración”

José Ignacio Valenzuela ha desarrollado una vasta carrera como escritor y guionista de cine y televisión en Chile, México, Puerto Rico y Estados Unidos. Entre sus libros destacan El filo de tu piel (2009), La Trilogía del Malamor (2011), Salida de Emergencia (2012) y La Mujer Infinita (2010) que será llevado al cine por la destacada directora Lucía Puenzo. El 2012 fue seleccionado por la revista About.com (del New York Times) como uno de los 10 mejores escritores latinoamericanos menores de 40 años. Para la televisión ha escrito más de dieciocho telenovelas, entre las cuales se cuentan La casa de al lado (2010), Dama y obrero (2012) y Santa Diabla (2013), que cosecharon altísimos niveles de audiencia y una gran variedad de premios internacionales. La serie de televisión Amores (2004), que creó y desarrolló, recibió una nominación de los Emmy 2005 por “Mejor guión”. La película Miente (2008), cuyo guión escribió, fue la representante de Puerto Rico en los premios Oscar 2009. En la actualidad divide su tiempo entre sus labores de escritor, la docencia, y las numerosas conferencias y seminarios que imparte en diferentes países de Latinoamérica.

Esta entrevista fue realizada por Hector Duarte Jr.

Retrato blanco y negro baja

¿Describe el momento en que supiste que querías escribir por el resto de tu vida?

Desde antes de saberlo. Empecé a escribir antes de saber lo que era escribir. A los tres años, mi mama me regalo un juego de discos de cuentos de Disney. Los viejos de vinyl que ya no se usan. Abrí el regalo y me puse a llorar a gritos. Cuando me preguntó si no me habían gustado los discos, le protesté que cómo se suponía que iba a guardar los discos en una biblioteca, porque los escritores guardan libros y no discos.

¿Te acuerdas de tu primer proyecto literario?

A los siete años, escribí una composición escolar que trataba de las aventuras de un lápiz que pasaba de mano en mano. Con cada dueño vivía una aventura diferente. Recientemente, en un viaje a Chile, una amiga de niñez me acordó de ese cuento a pesar de haber pasado más de treinta años.

Dicen que lo que inspira a los escritores son las cosas que nos despiertan en la noche, nos preocupan. ¿Qué te inspira?

Yo no creo en la inspiración porque no quiero esperarla. El escribir es un oficio y la inspiración es la perfecta excusa para los cobardes. No voy a dejar mi profesión en manos de un cuento de hadas. El autor escribe desde las tripas y más me vale que a lo que le voy a dedicarle 18 horas al día por tantas semanas y meses me interese lo suficiente como para dedicarle tanto tiempo sin tener que esperar que me “entren las ganas.”

¿He notado que tienes muchos proyectos a la vez, como divides el tiempo?

Por días de la semana. Durante “Santa Diabla”, escribía los guiones de lunes a viernes. Sábado y domingo escribía para el último libro de la Trilogía del Malamor. Después de “Santa Diabla”, escribía las obras del Microtheater Miami jueves y viernes, y lunes a miércoles escribía para mi última novela, “Mi Abuela, la loca”.

Para mí, la disciplina es muy importante. Me levanto y escribo todos los días. Las primeras dos horas hago “trabajo de oficina:” contestando emails, entrevistas, arreglando giras. Cuando termino eso, me escapo al mundo de la ficción.

Eres un escritor full time. Conozco a muchos, incluyéndome a mí, que les encantaría tal profesión. ¿Cuál es la formula? ¿Qué consejos le das a los escritores “part-time” que tienen que trabajar otra profesión para pagar cuentas?

A los quince años, mi tía, la escritora Ana Maria Guiraldes, me contrató como su asistente para escribir guiones de un programa de niños. Se fueron dando cuenta que escribía bien y a los diecinueve me contrataron para la primera telenovela. No fue fácil. Estaba dispuesto a pasar hambre los primeros años, con tal de conseguir mi sueño. Y qué gusto me di.

Tienes que escribir todos los días, aunque llegues a la casa y no tengas la energía ni para dar un suspiro más. Hay que hacerlo. Si has empezado una historia, te jodiste. Tienes que dedicarle toda tu energía y un poco más. Servirse unas cuantas tazas de café y estar dispuesto a bajar de peso, sacrificar sueño, y cualquier tipo de vida social. El cerebro es un musculo que hay que llevar al gimnasio para que no se atrofie.

¿Puedes especificar el momento que supiste que eres buen escritor?

No pienso, ni nunca pensaré, que soy buen escritor. Cada vez que escribo un guion, novela, cualquier tipo de proyecto, lo hago con el pánico que será mi último proyecto. Alguien se dará cuenta que a lo mejor no soy tan talentoso. Esa es mi duda constante.

Cuéntame sobre lo que sucedió con Jacqueline Van Rysselberghe?

Van Rysselberge es una senadora chilena conocida por ser sumamente controversial, especialmente con respecto a sus opiniones sobre la igualdad. Ella hizo a través de la prensa comentarios básicamente acusando las relaciones homosexuales de ser inestables y violentas. Como cada día tengo menos paciencia hacia políticos insultando a los mismos ciudadanos que les pagan el salario, decidí invitar a la senadora a mi casa, con todos los gastos pagos. Para que vea que mi vida doméstica es tan normal, y quizás tan aburrida, como la de ella.

Un libro, película, y serie que te dio envidia.

Libro: Crónica de una muerta anunciada, de García Márquez es una novela perfecta. La serie de televisión Orphan Black suspendió todo movimiento en mi casa por un par de días. La película española Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios me dejó envidiando a Almodóvar.

¿Cómo piensas que la tecnología esté cambiando la literatura?

El que ve las redes sociales como enemigo está frito. Si eres hábil, las redes sociales y la literatura pueden llegar a ser los mejores amigos. No sabes cuánto le debo el éxito de la trilogía del Malamor al Internet, ya sean fan clubs de Facebook y Twitter o los BookTubers. La tecnología ha democratizado la literatura. Es un medio que fuerza al autor a ponerse las pilas. Si no captas la atención del lector, tienen miles de millones de otros cuentos para leer.

Dos autores difuntos que recomiendas.

José Donoso y Ernest Hemingway.

Dos contemporáneos.

Michel Houellebecq y Junot Diaz.

Has vivido en muchas ciudades del mundo. ¿Cuál es un lugar donde quisieras pasar unos cuantos años?

Barcelona. Tengo una visión persistente de vivir allí. Tiendo a quedarme en las ciudades más de lo que esperaba, así que… ¿quién sabe? A lo mejor termino en Paris.

¿Qué haces para distraerte de la escritura? ¿Es posible distraerse de la escritura?

Viajar, comer, me encantan las películas. Últimamente, me encuentro viajando a lugares donde ya he ido, para buscar los detalles en que no me fijé antes. Por lo mismo, me encuentro releyendo libros después de mucho tiempo. Después de pasar tanto tiempo solo detrás del escritorio, lo que más me gusta es salir y conversar con personas inteligentes que les encanta lo que hacen y quieren compartir su pasión por el oficio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: